Politics

España baja de los tres millones de parados por primera vez desde 2008 con el empleo indefinido disparado



Menos de tres millones de personas paradas en España por primera vez en catorce años. En mayo se produjo por fin la noticia que tanto han deseado anunciar los gobiernos de los últimos años: derribar esa barrera de los tres millones de parados que se superó con la pasada crisis financiera y no se había logrado doblegar desde 2008 pese a los años de recuperación posterior. El pasado mes, el paro registrado mermó casi en 100.000 personas, lo que dejó el total de desempleados en 2.922.991 personas. El empleo creció en 213.643 trabajadores afiliados más de media y, como novedad, los contratos indefinidos alcanzaron un número máximo tras la reforma laboral, con 730.427 suscritos. Se trata de la cifra más alta de la serie histórica.


El tirón del empleo dejó la cifra total de personas afiliadas a la Seguridad Social en 20,2 millones de trabajadores, lo que supone un nuevo récord, tras el del pasado mes de abril que destacó por superar ese listón de los 20 millones.


Así, el balance del mes de mayo es bueno, en línea con otros años en cuanto a creación de empleo y rebaja del paro, pero con el añadido de la mejora de la calidad de la contratación. Los meses de mayo suelen ser propicios para el mercado laboral, con el inicio del buen tiempo y el arranque de las contrataciones para verano. En 2022, mayo ha estado marcado además por el despliegue de la nueva legislación laboral y por la incertidumbre económica derivada de la guerra en Ucrania, que se ha plasmado en una situación de alta inflación que preocupa y que restringe el poder adquisitivo de los trabajadores, especialmente los más precarios. Y, aun así, el mercado de trabajo mantiene un crecimiento fuerte.


El ritmo de creación de empleo continúa alto, en el 5% interanual, con 965.502 trabajadores afiliados más en los últimos doce meses. En cuando al paro, mayo mantuvo una reducción anual del 22,7%, con 858.259 personas que han salido de las listas del SEPE en el último año.

Por sexos, el empleo crece más entre las mujeres, con un 5,8% de aumento interanual frente al 4,3% de los hombres. En total, hay más hombres trabajando afiliados (53%), en términos absolutos 10.723.415 hombres de media frente a 9.509.308 mujeres. Respecto al paro, se reduce más entre los hombres: con una caída anual del 25% para ellos y del 21% para ellas. La imagen final es de 1.740.982 mujeres paradas y 1.182.009 hombres desempleados.

El sector que más tiró del empleo en mayo fue la hostelería, con 83.427 trabajadores más en el Régimen General, un 6,2% más en el último mes. Le siguieron en crecimiento porcentual, a mucha distancia, la Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca (2.600 trabajadores más, +3,5%) y las Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (5.500 afiliados más, +2%).

Los autónomos se situaron en los 3,34 millones de personas afiliadas, casi estables en el último mes, con casi 11.000 trabajadores más (0,32%). En el último año, el crecimiento del empleo autónomo se sitúa en el 1,1%, con 35.400 profesionales más en el último año.

Nuevo récord de contratos indefinidos: más de 730.000

Abril, con la entrada en vigor de los nuevos contratos de la reforma laboral, supuso una explosión nunca vista de la contratación indefinida, que algunos creían insuperable. Casi 700.000 contratos indefinidos en un solo mes. Prácticamente la mitad de todos los contratos suscritos eran indefinidos, más del 48% frente a los habituales datos alrededor del 10%.


Mayo pulverizó la cifra con un nuevo récord: 730.427 contratos indefinidos, “la mayor cifra en un mes de toda la serie histórica”, destaca el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz. En este caso, supusieron el 44,5% del total de contratos suscritos, por lo que de nuevo casi uno de cada dos contratos suscritos era estable.

Este total de 730.427 contratos indefinidos se dividen en: 291.308 contratos a tiempo completo, 264.524 fijos discontinuos y 174.595 contratos a tiempo parcial.


Casi un 80% de afiliados fijos y 20% de temporales

La contratación indefinida disparada en los últimos meses ya se nota en la imagen fija de la relación laboral que tienen las personas afiliadas a la Seguridad Social. El Ministerio dirigido por José Luis Escrivá informa de que en mayo, “el 79% de los afiliados tienen contratos indefinidos, lo que supone 8 puntos más de lo habitual antes de la pandemia”.

Se roza así el 80% de afiliados con contratos indefinidos, desglosados en un 74% de indefinidos ordinarios y un 5% de afiliados fijos discontinuos. El promedio de 2015 a 2021, que muestra el Ministerio para la comparativa, refleja un 68% de afiliados con contratos indefinidos ordinarios y un 3% de fijos discontinuos. En total, un 71% de indefinidos, esos 8 puntos por debajo de lo alcanzado este mayo.

En el lado contrario, la temporalidad de los trabajadores se reduce. Cae al 21%, la tasa más baja de la serie histórica, que empieza en enero de 2005. Entre 2015 y 2021, el dato se situaba en el 29%, recuerda la Seguridad Social. En el pico de la burbuja, en 2006, se alcanzó casi un 40% de temporalidad en España.


Si de manera general aumentan los trabajadores con contratos indefinidos, el Ministerio destaca el caso de los jóvenes. Ellos eran los más afectados por los contratos temporales y son ahora los más beneficiados del gran auge de los contratos fijos. Entre los menores de 30 años, “el porcentaje de trabajadores con contrato indefinido ha subido en más de 20 puntos respecto al promedio de este mes, pasando del 39% al 60%”, muestra la Seguridad Social, de nuevo con la comparativa de 2022 y el promedio de 2015 a 2021.

Los jóvenes menores de 30 años contaban en mayo con un 51% de afiliados con contratos indefinidos ordinarios (frente al 37% promedio anterior) y un 9% de afiliados fijos discontinuos (respecto al 2% previo), indica la Seguridad Social.




Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.